Se consolida el libro ilustrado, el cómic y la novela gráfica

El Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil de la Fundación SM ha constatado el aumento del consumo del álbum ilustrado y de otras publicaciones con un protagonismo destacado de la imagen como el cómic o la novela gráfica.

En esta investigación se confirma que el sector del libro infantil y juvenil ha superado los peores años de la crisis y ha vuelto a sonreír en 2017.

No obstante, el informe ha vuelto a poner sobre la mesa las dos asignaturas pendientes que sigue arrastrando el sector: la promoción de la lectura y la formación de nuevos lectores.

Otro dato interesante que se refleja en el documento presentado por la Fundación SM es que los jóvenes prefieren el libro tradicional al ebook. Seguramente, aunque lo desconocemos porque el informe no añade nada más al respecto, esto se debe al hecho que todavía no tienen acceso a dispositivos electrónicos para poder leer ebooks.

El anuario también muestra la irrupción de los nuevos canales de difusión de la literatura infantil y juvenil entre los más jóvenes como los blogs especializados y los booktubers. Dos fenómenos que han propiciado una gran difusión de las obras recomendadas, gracias a la viralidad de los mensajes emitidos a través de estos canales.

La coordinadora del informe y responsable de los programas de promoción de la lectura de la Fundación SM, Teresa Tellechea, concluye que tras leer el documento se puede apreciar que el ámbito de la literatura infantil y juvenil iberoamericana está inmersa en un momento de gran creatividad de autores e ilustradores que hace augurar un futuro optimista y esperanzador.

Invertir en literatura infantil y juvenil es básico para aumentar el nivel cultural de la sociedad, ya que incide directamente en los lectores de los libros de los adultos del mañana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *